Skip to content

Mantenimiento de aire acondicionado

mantenimiento de aire acondicionado
Mantenimiento de aire acondicionado
5 (100%) 1 vote

Ya sabemos que, como todo en la vida, si algo no tiene un buen mantenimiento, el tiempo de vida se reducirá drásticamente, y en el aire acondicionado esto no va a ser menos. Para poder hacer un buen mantenimiento del aire acondicionado no es necesario tener nada del otro mundo, y no hay que ser un experto, cualquier persona con un poco de habilidad puede hacerlo sin ningún problema, porque como veremos es algo muy sencillo de hacer siempre y cuando no sea un equipo industrial.

Para ello es aconsejable contactar con un profesional ya que es necesario tener algunos conocimientos técnicos para realizar una reparación de aire acondicionado.

Para que el aire acondicionado sea frío o caliente, se basa en un circuito de refrigeración herméticamente cerrado donde se producen diferentes cambios en el estado del refrigerante o gas (como se le llama normalmente).

A lo largo del circuito, el refrigerante cambia constantemente de estado líquido a gaseoso, y eso es lo que hace que nuestro sistema de aire acondicionado mantenga nuestra habitación fría o caliente. Para que estos cambios de estado ocurran y no haya alteración, es importante que el refrigerante (o gas) alcance ciertas temperaturas y no haya mucha variación en ellas.

Realizar el mantenimiento del aire acondicionado

Sabiendo esto, podemos deducir que para que nuestros aparatos funcionen correctamente y no tengan demasiadas fluctuaciones en sus temperaturas, es extremadamente importante tener limpios los dos intercambiadores de calor, y eso se consigue con un buen mantenimiento.

¿Pero qué son los intercambiadores de calor? Tal vez se esté preguntando, bueno, son esos “radiadores” con una lámina muy fina que se ven en la unidad interior cuando se quitan los filtros y que tienen tanto la unidad interior, o evaporador, como la unidad exterior, o condensador, (puede ver en la siguiente foto).

Limpieza de filtros

La limpieza del filtro de la unidad interior es extremadamente importante para el mantenimiento del aire acondicionado, pero ¿qué pasa con la unidad exterior? Bueno, la unidad exterior, como se ve en la imagen de arriba, no tiene filtros, pero no tenerlos no significa que no necesite ser mantenida.

La más fácil y eficaz, y que nos ahorraría mucho trabajo, sería limpiarla con un compresor de aire comprimido dándole por todas las partes del intercambiador, si no disponemos de esta herramienta puedes optar por coger un cepillo e ir dándole tranquilamente por todas las grietas.

Una cosa importante a tener en cuenta es que no se puede usar nada afilado, porque si pinchamos el intercambiador la broma puede ser cara, así que no seas burro, porque si pinchamos el refrigerante saldrá y no serás otro que llamar a un técnico, realizar la visita, reparación y posterior carga de “gas”, por lo que hay que tener mucho cuidado.

Una vez limpiados los intercambiadores la cosa no está ahí, para hacer un buen mantenimiento del aire acondicionado no basta con limpiarlos, el suyo también se desinfectaría (aunque esto no lo hace poca gente) ya que estos dispositivos pueden ser una rica fuente de bacterias, y puedo asegurarle que estos no son como el yogur 😀… Así que si tu aire huele mal, ya sabes qué hacer.

Desinfección del evaporador

Para desinfectar el intercambiador interior, busque un chorro de agua y vierta un chorro de lejía en su interior (el 10% del tamaño del pulverizador es más que suficiente) y el resto se llena con agua. Ahora, si no quieres que tu esposa te mate, trata de no mancharte y no manches nada 😀 . En serio, rocía todo el intercambiador con el brebaje secreto que hemos preparado (puedes patentarlo) y tendrás tu aire acondicionado desinfectado.

No te preocupes por verter demasiada agua, porque justo debajo del intercambiador está la bandeja de drenaje, sabiendo esto ya sabes que tienes que tener cuidado con lo que haces con el agua que sale del tubo y que mucha gente usa para varios usos.

Con este fantástico remedio, junto con la limpieza de los filtros, evitamos que el aire acondicionado huela mal al empezar a ventilar.

Esto ya sería un mantenimiento de aire acondicionado bastante efectivo, más que nada porque si llamas a un técnico lo que hará será prácticamente eso. Bueno, eso y lo mismo también te dice que ha comprobado la carga de gas y que le faltaba un poco.

Un aire acondicionado que funciona bien y siempre ha funcionado bien no puede perderse el gas por la simple razón de que es un circuito cerrado y hermético, y si falta es porque hay una fuga en él, así que si le dices que ya sabes que uno de los dos, o que te están engañando para recoger la carga o que realmente tiene una fuga, así que si es la segunda opción y usted puede decirle al colega que vaya a buscar la fuga si quiere recoger la carga.

Mantenimiento anual del aire acondicionado

El mantenimiento se recomienda, como mínimo, una vez al año y si es posible realizar cada cambio de modo de funcionamiento, es decir, cada vez que cambiamos el aparato de frío a calor y viceversa. De esta manera aseguramos un correcto funcionamiento cada vez que se inicia la temporada de funcionamiento de los equipos, básicamente en verano, cuando llega el calor, y en invierno, cuando llega el frío.

Entonces depende del uso que le demos al aparato, ya que no es lo mismo un equipo que trabaja sólo unas horas al día que un equipo que trabaja todo el día, como el de una oficina. Estos últimos necesitarán un mantenimiento más frecuente, por ejemplo cada 3 meses.

La importancia del mantenimiento del aire acondicionado

En los aspectos electrónicos, eléctricos y tecnológicos, si un aparato no recibe un buen cuidado o un mantenimiento correcto, su vida útil se reduce drásticamente. Uno de estos productos son los aparatos de aire acondicionado, equipos que cuentan con piezas muy delicadas que necesitan ser reemplazadas de vez en cuando, además de una limpieza periódica que ayuda a evitar posibles creaciones de plagas y hongos bacterianos en su interior, con la consiguiente contaminación del aire de nuestros hogares y oficinas, causando problemas de salud.
foto

Es por ello que muchas empresas que venden e instalan aire acondicionado y calefacción ofrecen un servicio de mantenimiento y reparación de sus productos instalados y de aquellos que otras empresas no saben cómo mantener adecuadamente. Una de estas empresas es Air Mant, con sede en Barcelona desde su fundación hace más de 35 años. Sus servicios se centran en el mantenimiento según el nuevo Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios (Rite), lo que les permite ofrecer los mejores servicios a sus clientes.

Es muy importante llevar a cabo controles periódicos de mantenimiento de las instalaciones de aire acondicionado, como los equipos de aire acondicionado. De esta manera, asegura, conseguimos un mejor rendimiento de cada unidad a la vez que anticipamos las posibles anomalías que puedan surgir en el aparato. Algunos de los trabajos de mantenimiento más importantes se centran en:

  • Es importante limpiar los filtros al menos una vez al año, ya que es la clave para obtener la mejor calidad del aire.
  • Control de las temperaturas, para que la diferencia entre la calle y el aire acondicionado de nuestra casa u oficina no sea muy exagerada.
  • Desinfección del evaporador, evitando que haya olores en el momento de la ventilación.
  • Mantenimiento externo del aparato, limpiando el equipo de polvo y suciedad.

El mejor momento para solicitar la revisión y el mantenimiento de los equipos suele ser antes del inicio de las estaciones más frías o calurosas. Desde Air Mant aconsejamos que sea antes del inicio del invierno o del verano, de esta manera podemos anticipar posibles averías antes de que llegue la necesidad de activarlas. Además, es la manera de evitar que sus servicios se saturen, ya que en plena temporada de calor, en el momento de activar el dispositivo, es cuando se producen los fallos y se solicitan más revisiones que nunca.

Hay muchas ventajas en proporcionar un buen mantenimiento a los acondicionadores de aire. Air Mant garantiza el ahorro tanto económico como energético, ya que un buen mantenimiento preventivo y correctivo evita posibles averías y un mayor ahorro en el consumo de electricidad. Los beneficios se notan en:

Aumento de la vida útil del dispositivo. Gracias al buen mantenimiento se alarga la vida útil del aire acondicionado, ya que se evitan muchas averías difíciles de arreglar, pudiendo disfrutar del aparato sin ningún problema de 8 a 10 años.

Mayor higiene y salubridad. Con un buen mantenimiento nos despedimos de los malos olores, sonidos, creación de hongos y plagas bacterianas que pueden afectar directamente a nuestra salud. Problemas como la bronquitis, la rinitis o la faringitis a menudo se deben a un mal funcionamiento del aire acondicionado.

Ahorro de energía. Realizando un mantenimiento periódico, estamos asegurando el correcto funcionamiento y, por tanto, el consumo normal de energía eléctrica. De lo contrario, sin saberlo, podríamos estar multiplicando el consumo y aumentando los gastos.

Reducción de gastos. Al tener un control del consumo de energía, evitamos que aumente y, por lo tanto, que los costes aumenten. Aunque creemos que gastamos más dinero en mantenimiento, la realidad es que reducimos costos al evitar problemas futuros.

El mantenimiento del sistema de aire acondicionado es uno de los aspectos más importantes para poder proteger nuestra casa u oficina de la presencia de hongos y bacterias que pueden afectar nuestra salud. Tener una buena compañía de mantenimiento y reparación de aires acondicionados es esencial para que el trabajo se realice correctamente.

Imágenes de mantenimiento de aire acondicionado

mantenimiento de aire acondicionado

mantenimiento de aire acondicionado

Vídeos de mantenimiento de aire acondicionado