Skip to content

Mantenimiento y reparación de autos

mantenimiento y reparacion de autos

La mejor manera de evitar estafas de reparación de autos es estar preparado. Un buen punto de partida es saber cómo funciona su vehículo y cómo identificar los problemas comunes del coche. También es importante saber cómo seleccionar un buen técnico o mecánico, los tipos de preguntas que debe hacer y conocer sus derechos como consumidor. Conocer este tipo de información sobre su coche puede ayudarle a evitar errores técnicos.

Cómo elegir un taller de reparación

  • Pídale recomendaciones a sus amigos, familiares y otras personas de su confianza. Para evitar una decisión apresurada, busque un taller de reparaciones antes de que se le presente la necesidad.
  • Averigüe por teléfono y compare las opciones para obtener el trato más conveniente, y también compare las políticas aplicables a las reparaciones en garantía.
  • Si las leyes estatales o locales establecen algún requisito de registro o licencia para los talleres de reparación, solicítelos y vea si están actualizados. También puede comunicarse con la oficina del Procurador General de su estado o con su agencia local de protección al consumidor para averiguar si tienen quejas sobre un taller de reparaciones en particular.
  • Asegúrese de que el taller de reparaciones cumpla con los requisitos de garantía de su vehículo.

Cómo elegir un técnico

Busque talleres que exhiban varias certificaciones. La certificación indica que algunos o todos los técnicos del taller de reparación cumplen con los estándares básicos de conocimiento y competencia en áreas técnicas específicas. Asegúrese de que las certificaciones estén al día, pero recuerde que la certificación por sí sola no es garantía de un trabajo honesto y bien hecho.

Pregunte si el técnico o taller tiene experiencia en la reparación de vehículos de la misma marca o modelo que su vehículo.

Mantenimiento preventivo

¿Cuáles son las consecuencias de posponer el mantenimiento?

Hay varias partes de su vehículo que están interrelacionadas. Omitir el servicio de mantenimiento puede causar problemas: pueden fallar partes específicas o un sistema completo. Si se descuida el mantenimiento rutinario más sencillo, como el cambio de aceite o el control del refrigerante, se puede producir un consumo de combustible deficiente, un manejo poco fiable o costosas averías en las reparaciones. También puede invalidar su garantía.

¿Qué pautas debo seguir para evitar reparaciones costosas?

Siga el programa de mantenimiento propuesto por el fabricante basado en el uso de su vehículo y detallado en el manual del propietario de su vehículo. Algunos talleres de reparación tienen sus propios programas de mantenimiento que requieren más visitas de servicio de las que recomiendan los fabricantes. Compare los programas de mantenimiento del taller con el manual del propietario. Pida explicaciones al taller – y asegúrese de entenderlas – para aclarar por qué recomiendan más servicios que los recomendados por el fabricante del automóvil.

Cómo prevenir problemas

Cuanto más sepa acerca de su vehículo, más probable es que usted prevenga problemas de reparación. Usted puede detectar muchos de los problemas más comunes usando sus sentidos: observando el área alrededor de su vehículo, escuchando ruidos extraños, sintiendo algún cambio cuando conduce su vehículo, o incluso notando olores inusuales.

Parece un problema

La aparición de pequeñas manchas o un goteo ocasional de líquido debajo de su vehículo puede no significar mucho. Pero las manchas de líquidos o fluidos más extendidos merecen atención; verifique la composición del goteo inmediatamente.

Puede identificar los fluidos por su color y consistencia.

  • Las manchas verde amarillentas, azul claro o naranja fluorescente indican un sobrecalentamiento del motor o una fuga del líquido anticongelante de una manguera rota, la bomba de agua o una fuga en el radiador.
  • Una mancha de aceite de color marrón oscuro o negro significa que el motor está perdiendo aceite. La fuga puede deberse a un mal funcionamiento de una junta o sellador.
  • Una mancha roja aceitosa indica fuga del líquido de transmisión, de la dirección asistida o de la dirección asistida.
  • Un charco de agua clara generalmente no indica un problema. Puede deberse a la condensación normal en el aire acondicionado de su vehículo.

Huele como un problema

Usted puede descubrir algunos problemas con su nariz al detectarlos por su olor:

  • El olor a tostadas quemadas – un olor suave pero penetrante – generalmente indica un cortocircuito eléctrico y material de aislamiento quemado. Para mayor seguridad, trate de no conducir el vehículo hasta que le diagnostiquen el problema.
  • Un olor a huevo podrido – un olor persistente a azufre quemado – generalmente indica un problema en el convertidor o en el transformador catalítico u otros dispositivos de control de emisiones. No se demore en hacer el diagnóstico y la reparación.
  • Un olor ácido denso generalmente significa aceite quemado. Busque señales de fuga de aceite.
  • Un olor a gasolina después de un arranque fallido puede significar que el motor está “ahogado” con combustible. Espere un minuto antes de intentar arrancar de nuevo. Si el olor persiste, puede haber una fuga en el sistema de combustible – un problema potencialmente peligroso que necesita atención inmediata.
  • Un olor a resina quemada o un olor a químico ácido puede indicar sobrecalentamiento de los frenos o del embrague. Compruebe el freno de estacionamiento. Detente. Espere a que los frenos se enfríen antes de repetir el frenado repentino en carreteras de montaña. Si sale humo de las ruedas, significa que el freno está atascado.
  • En este caso, el vehículo debe ser remolcado para ser reparado.
  • Un olor dulce indica una pérdida de refrigerante. Si el indicador de temperatura o la luz de advertencia no indican sobrecalentamiento, conduzca con cuidado hasta la estación de servicio más cercana y compruebe sus marcadores de temperatura. Si se añade otro olor metálico a este olor y se ve algo de humo o vapor debajo de la campana, significa que el motor está sobrecalentado. Deténgase inmediatamente. Continuar conduciendo en estas condiciones podría dañar gravemente el motor. El vehículo debe ser transportado para ser reparado.

Cómo corregir problemas

Cuando su auto tiene un problema, no siempre significa que tendrá que hacer una reparación importante. Veamos algunas de las causas más comunes de los problemas y técnicas para ayudarle a usted y a su técnico a detectarlos y repararlos:

  • Alternador – Si los cables del alternador están sueltos o desprendidos, puede parecer que el alternador de su coche está roto. Antes de sustituir el alternador, el técnico debe comprobar las conexiones sueltas y realizar una prueba.
  • Batería – Si los terminales de la batería están corroídos o sueltos, puede parecer que la batería de su coche está agotada o dañada. Antes de reemplazar la batería, el técnico debe limpiar los terminales y realizar una prueba de funcionamiento.
  • Arranque – Lo que parece ser un arranque o ignición defectuosos puede deberse en realidad a que la batería está agotada o mal conectada. Antes de reparar el arrancador, pida al técnico que compruebe todas las conexiones y compruebe la batería.
  • Silenciador – Un ruido fuerte debajo de su vehículo indica que es necesario instalar un nuevo silenciador o tubo de escape.
  • Afinación – La vieja y familiar “afinación” puede no ser relevante para su vehículo. Los vehículos más nuevos tienen pocas piezas que necesiten ser reemplazadas, excepto las correas, bujías, mangueras y filtros. Siga las recomendaciones del manual del propietario de su vehículo.

Imágenes de mantenimiento y reparación de autos

mantenimiento y reparacion de autos

mantenimiento y reparacion de autos

Vídeos de mantenimiento y reparación de autos